Artículos de octubre de 2009

Novedades de octubre

Llevábamos dos semanitas de clase sin ningún sobresalto, pero he aquí el primero: la facultad ya no abre los sábados ni los domingos. ¿Los domingos? ¿Es que abría los domingos? Es, al menos, lo que rezan los carteles que han pegado en las puertas de la facultad, y que indican que se toma esa medida cumpliendo órdenes del ilustrísimo rector que, una vez más, piensa en los alumnos. Sí, al menos ya nunca volverá a haber exámenes los sábados (parece increíble, pero todavía quedan en la facultad profesores aficionados a esta práctica), pero ¿y los estudiantes que iban los sábados a ver si había salido alguna nota? ¿o a estudiar a la biblioteca? En fin, estamos en crisis y hay que ahorrar, a pesar de que los aseos llevan años sin luz, a pesar de que es materialmente imposible encontrar jabón o algo parecido en los dispensadores de los lavabos, a pesar de que se nos pide no beber agua del grifo -supuestamente porque no es potable-, y a pesar de que la plancha de la cafetería se apaga a las 19h00.

El año que viene entramos en el famoso “Espacio europeo de educación superior” y se creen que por haber puesto ordenadores en las aulas ya está todo hecho, pero luego la mitad de profesores no quiere ni oír hablar del Campus Virtual. Y no me extraña, lleva semanas funcionando de puta pena, y con perdón, pero no hay derecho que a estas alturas ni siquiera los profesores a los que sí les mola esta herramienta no hayan podido virtualizar sus asignaturas. Por lo visto, es un problema generalizado en toda la UCM, no afecta solo a nuestra facultad. Al pobre Joaquín Aguirre, flamante nuevo responsable del CV en nuestra facultad, alumnos y docentes le están friendo a llamadas y mensajes cagándose en todo lo cagable. Aquí el amigo rector ha decidido externalizar el sistema de matriculaciones; la nueva empresa ha tenido todo el verano para hacer pruebas, pero como resulta que el funcionariado estaba de vacaciones, se han encontrado ahora con el marrón de varios imprevistos que han hecho que, por poner solo un ejemplo, empezara el curso y hasta el mismísimo día 16 del presente no figuraran todas las calificaciones en eso nuevo que llaman UCMnet.

Y hablando de… parece que Radio Complutense vuelve a las ondas. El antiguo decano y el rector de la UCM no pararon hasta cerrarle el chiringuito a Ventín y compañía y ahora parece que la cosa vuelve a funcionar. Las novedades: habrá un control directo en la administración y gestión por parte de las autoridades educativas, pero lo verdaderamente sorprendente es que los 30 afortunados han de ser, única y exclusivamente, alumnos de 5º curso de cualquiera de las tres carreras que se estudian en la facultad. Al resto, ajo y agua. En serio, ¿pero qué pretenden con esto?

Por cierto, en el formulario de solicitud de beca en Radio Complutense figura como dato a cumplimentar la nota media del expediente “que aparece en Metanet”. ¿Cómo? ¡Pero si Metanet ha pasado a mejor vida! Y, lo mejor de todo… ¡la nota media se ha esfumado por completo en UCMnet! Es un dato que habrá que inventarse, pues que nadie se piense que es tan fácil como plasmar un número cualquiera o un notable. Para el cálculo de la cifra en cuestión se aplica una extraña fórmula cuyo resultado es un número del 1 al 4, en el que se tienen en cuenta las calificaciones y los créditos de las asignaturas. En fin, que los que se dedican a crear los impresos en tipo de letra “Comic Sans” parece que no se enteran. Y me temo que más de una solicitud van a rechazar por no haber rellenado (correctamente) ese dato. Pregunten en secretaría o a la del pelo blanco de “Información y registro” a ver dónde coño pretenden que veamos la nota media ahora.

También parece que este año volverá a haber periódico, cuya rotativa se paró con la muerte del profesor Ripoll. Las nuevas tecnologías mandan (y también las políticas de contención del gasto), y por ello será una publicación digital. El papel ha pasado a la historia, amigos, y en la facultad parece que ya se están dando cuenta. Para unas cosas porque, lo que es para otras, ni de coña (empezando por cualquier trámite en secretaría y terminando porque no exista ni una sola asignatura dedicada a esta forma de comunicación).

En fin, habrá que poner buena cara, que acaba de empezar el curso, pero si hay más sobresaltos, informaremos desde este lugar.

8 Comentarios