Rosa Cal

Historia del periodismo universal (5º periodismo)

Si eres del 99% de la población que no estudia todos los días, ni te plantees cogerla. Y si eres del restante 1%, ten por seguro que vas a sufrir para aprobar. Explicar, explica, pero está en otra esfera y es exigente hasta decir basta. Podría ser hasta buena si tuviera la decencia de resolver las dudas que tienes, pero si acaso lo hace, es para mandarte a la mierda. Desgraciadamente, desde hace ya unos cuantos años monopoliza todos los grupos de la tarde, con lo que si te toca matricularte de los últimos… ya sabes a lo que tienes que enfrentarte. ¡Ah! De las que ponen gilipolleces que no vienen a cuento en las calificaciones de los tablones (tipo: “No sabe”, “Menos literatura y más estudiar”, “Tire sus apuntes”). En fin…

  1. #1 by Nell on 14/08/2013 - 02:58

    De lo peor que me he encontrado desde que tengo uso de consciencia. La dificultad de su asignatura y de su método de evaluación ya ha quedado claro, pero no acaba ahí. Su forma de enseñar es cuanto menos obsoleta, escupe las clases con la intención de que recojas sus escupitajos y se los vuelvas a escupir en el examen. Es soberbia y mal educada, aprovechará cualquier oportunidad para ridiculizarte en clase. Ancianas de éstas que odian a la juventud y no se muerde la lengua a la hora de hundiros que no valéis nada, que somos la lacra de la sociedad etc etc, podría escribir un blog sobre ella pero acabo aquí, pero de estas profesoras que si el sistema educativo español funcionara de verdad estaría en la calle desde hace tiempo. 0 como profesora y 0 como persona. No no y no, es insuficiente, para ella habría que hacer un apartado nuevo. Como anécdota decir que más de una vez nos llama inútiles por no ser bilingües, pero después habla inglés como una niña de 3 años, la única profesora que no he podido poner nada bueno en su comentario… una pena y un insulto para este sistema educativo. Es más quieren dar como día festivo el día que se jubile

  2. #2 by Laura on 13/07/2013 - 14:50

    Yo voy a septiembre con esta profesora, pero me niego a que sea colocada en “no, no y no”. Con ella se aprende muchísimo y si, no es fácil de aprobar (doy fe) pero sus apuntes, aparte de ser realizados por ella (que se los sabe de memoria) son los más completos de toda la carrera. Si la historia te gusta medianamente, sabrás disfrutar de sus clases y de sus anécdotas. Por ejemplo, esa en la que varios profesores de la UCM fueron a Francia y escondieron libros prohibidos por el franquismo en el autobús con el que pasaron la frontera. También disfrutarás de su fuerza como mujer, muchas veces en clave irónica y ácida. ¡Ah! y se presta a ayudar a alumnos que tienen motivos justificados para no ir a su clase o tienen que ausentarse un breve período de tiempo. Y contesta a los e-mails, que hay muchos profesores que pasan absolutamente de eso. Rosa, me queda un agosto largo por delante, pero no le guardo rencor!

  3. #3 by jota on 06/03/2013 - 12:43

    Disculpad. Es que a veces me saca de quicio que se crea el pilar que sustenta esta carrera. Señor #eses, podrías tener razón pero el hecho de que Rosa Cal se haya quedado atrás en el tiempo (no por temario, sino por método docente) me impide dártela.

  4. #4 by eses on 21/02/2013 - 18:39

    Para aprobar esta asignatura (incluso con buena nota) únicamente hay que estudiar (cómo en cualquier asignatura de Historia) y asistir a clase, nada más. Es una mujer exigente pero con la que se aprende muchísimo. A mí, particularmente, me ha gustado mucho.

  5. #5 by jota on 08/02/2013 - 13:17

    Todos los años vuelve la leyenda de que “este año Rosa Cal levanta la mano”. Los cojones. No sólo que no ha levantado la mano, sino que incluso después de haber dicho en clase que este año iba a “ser justa”, ha sido más **** ** **** si es que hablando de ella cabe tal nivel de autosuperación. Las clásicas “4 preguntas a elegir 3″ se han convertido en 7 a elegir 5, y probablemente esto podría considerarse como darnos la facilidad al poder elegir entre un mayor número de preguntas si no fuera porque cada pregunta es un tema entero y además, claro, rebuscados hasta decir basta. Si esta señora tiene nietos (o bisnietos o tataranietos, que no me extrañaría) he de decir que no me dan ninguna envidia porque deben de estar convertidos en soldados al servicio del saber de memoria. Mandan sus cojones.

    Nota de ERT: Por favor, seamos libres opinando, pero sin insultar… ¡gracias!

  6. #6 by lagarosa on 01/02/2013 - 21:16

    En el examen me puso dos faltas de ortografía de acentos, que no eran faltas, quizás sí hace un siglo, pero como todos sabemos, por ejemplo, “solo” ya no tiene porqué llevar tilde a no ser que lleve a confusión. Pero bueno, como para decirle algo, con los malos modales que se calza… en fin … para ser profesora de historia, no solo (y sin tilde) te tiene que gustar la historia, sino enseñar y tratar con los alumnos. Ella en cambio parece que odia a todo ser viviente que no sea de su quinta, todos son peor que ella… y su verdad es la única válida… en fin, una de estas iluminadas de hoy en día…

  7. #7 by Alex on 02/02/2012 - 06:12

    Más que exigente -que también-, yo diría que esta pava es sobre todo subjetiva: aprueba a quien a ella le da la gana, basándose no ya en el amiguismo sino en cuestiones anecdóticas como la caligrafía o la expresión escrita. Si le gusta como está redactado y estructurado tu examen aprobarás (en torno al 20% 0 30% de la clase), si de lo contrario no es así da igual que hayas empezado a estudiar dos meses antes, que hayas hecho el trabajo voluntario, que vayas a clase todos los días, que te sientes en primera fila, que participes o que mantengas buena relación con ella durante los espacios entre clase y clase. Comprendo que a ese 20% le apetezca venir aquí a tirarse el moco, pero yo hice todo eso y saqué un 2’5 (y no soy tonto ni vago xD). Al menos todos los conocimientos que adquirí con ella -y que resultaron inútiles a la hora de la evaluación- me han servido para aprobar este año con nota. Antipática como ella sola.

  8. #8 by nette on 28/10/2011 - 22:34

    Totalmente de acuerdo con el comentario de “selen”. Las clases son de las más estimulantes que he tenido en cinco años, en las que sientes que no vas a lo absurdo como en casi todas. Pero acostumbrados a estudiar en dos días o aprobar por trabajitos nos echamos enseguida las manos a la cabeza. El hecho de que te esté dando clase alguien que realmente está culturizadísimo en lo que dice es hoy en día algo que escasea mucho. Aprendes, te despierta interés y te sientes obligado a esforzarte. Y tratándose de una asignatura que está tan ligada a la carrera, no veo que sea tanto problema. El trato personal es cierto que es seco, pero la Universidad no es papá y mamá aunque lo parece en muchos casos, la vida adulta y laboral funciona de otra manera. Se intuye un poco de misoginia en su actitud eso sí.

  9. #9 by selen on 29/09/2011 - 00:20

    Corroboro la última opinión aquí publicada… es una señora muy sabia, sabe de lo que habla, inteligente, ácida… yo no he ido apenas a clase, pero el examen de septiembre de este año ha sido tremendamente fácil (para todo lo que se dice) y he sacado notable… en resumen, hay que estudiar, pero tampoco es cuestión de morirse… simplemente no es una asignatura que apruebes tocándote las narices como tantas otras.. y al final agradeces los conocimientos que retienes.

(No será publicado)